La elección de una donante de óvulos es una de las decisiones más importantes a las que se enfrentan las parejas que se someten a tratamientos de reproducción asistida. De hecho, puede ser aún más difícil que la decisión de recurrir al tratamiento: la decisión de utilizar este método para tener hijos es una cuestión relativamente simple (una pregunta de sí o no); elegir la donante de óvulos adecuada, sin embargo,  implica posibilidades casi infinitas, con consecuencias de por vida para su hijo.

La primera norma a seguir cuando se enfrentan a esta decisión es relajarse: decenas de miles de parejas se han encontrado en la misma encrucijada  antes que ustedes, y  han establecido familias felices y saludables  utilizando la donación de óvulos. Si ellos pueden hacerlo, no hay razón para que ustedes no puedan.

En segundo lugar, confíen en los profesionales médicos con los que están trabajando. Si han iniciado el proceso con una clínica de renombre, con licencia,  debe tener confianza en sus criterios de selección de donantes. También debería recibir atención personalizada y apoyo en la decisión de parte del personal de la clínica asignado a su caso; si siente que está siendo desatendido, o si tiene alguna duda acerca de su profesionalidad o criterios, es necesario discutir estas cuestiones con ellos lo antes posible, y considerar la búsqueda de un nuevo centro.

A continuación, piense en sus prioridades. ¿Qué tan importante es cada característica de la donante que está buscando? ¿Cómo prioriza la atracción física, la inteligencia, los talentos? Y antes de empezar a establecer las prioridades, comience buscando entre una gran cantidad de donantes que están disponibles. Es posible que encuentre una buena donante que no hubiera descubierto si sólo hubiera hecho una lista. Recuerde, no hay una fórmula mágica que usted tenga que descubrir; cada pareja tiene diferentes deseos y necesidades.

Recuerde también que nunca será capaz de garantizar las características, ya sean físicas o de otro tipo. Aunque nadie puede ponerle una cifra exacta, la personalidad, el intelecto y el desarrollo físico dependen tanto de la naturaleza como de la educación. Darle a su hijo una nutrición apropiada, asistencia médica, estimulación intelectual y la capacidad de desarrollar sus talentos influirá enormemente en la clase de persona que será. (Esto también se aplica a lo que usted busca en la donante. Tenga en cuenta que no todos tienen las mismas oportunidades en la vida, por ejemplo, en áreas tales como la educación).

Aunque nunca puede determinarse al 100%, considere qué tan importante es para sus hijos parecerse a ustedes en cuanto al color de los ojos, el cabello y la piel.  Debido a los conocimientos médicos imperantes, lo habitual es decir a los niños la forma en que fueron concebidos, y es poco probable que tales diferencias les hagan dudar y les afecten una vez crezcan.

Pero al decidir sobre un donante, es necesario tener en cuenta que personas ajenas (adultos y niños) pueden ser un tanto entrometidas y hacer preguntas intrusivas.

Para los pacientes que están particularmente preocupados por este aspecto de la decisión, ilaya ahora ofrece un servicio que les permite ver fotos adultas de las donantes seleccionadas. Este servicio requiere un contrato adicional, y por supuesto hay restricciones para descargar imágenes y datos personales; para aprovecharse de esta opción, los pacientes deben firmar un contrato adicional con nuestra clínica.

Por último, recuerde que no existe una donante perfecta. No se tome esta decisión como una carga; no piense en ello como que tiene sólo una oportunidad para encontrar la opción perfecta, y todo lo demás va a ser un fracaso. En cambio, véalo  como un mundo de posibilidades donde usted tiene la libertad de elegir lo que será mejor para usted y su familia – ahora y en el futuro.