Las técnicas de regeneración y rejuvenecimiento de la piel basadas en investigaciones sobre técnicas celulares de última generación están permitiendo a las personas detener o incluso revertir los efectos del envejecimiento de la piel mediante la restauración de las células que mantienen la piel joven y saludable, proporcionando una alternativa a la cirugía estética y los tratamientos basados en productos químicos como el Botox.

La piel se compone de tres capas: la epidermis, la capa externa más fina; la dermis, por debajo, que está formada por células llamadas fibroblastos; y la capa interior, la hipodermis.

Los fibroblastos dérmicos tienen la función de producir fibras nuevas de colágeno y elastina, los materiales que mantienen la piel sana y joven.

Desafortunadamente, a medida que el cuerpo madura, el número de fibroblastos disminuye, junto con la cantidad de colágeno, la elastina y otras sustancias que éstas producen. Esto reduce el tono y la elasticidad de la piel causando arrugas y otros signos de la edad, tales como sequedad de la piel y manchas pigmentarias.

El método innovador de rejuvenecimiento de la piel de ilaya se basa en una idea simple: mantener el número de fibroblastos en el nivel específico de las pieles jóvenes, ayuda a conservar la salud de la piel y retrasar el proceso de envejecimiento de la misma.

¿Cómo funciona?

Para llevarlo a cabo extraemos fibroblastos de su dermis, los cultivamos en un laboratorio (in vitro), y luego los incorporamos a la piel mediante simples inyecciones intradérmicas. Elevando el número de fibroblastos de la piel aumenta la producción de fibras de colágeno y elastina, ácido hialurónico y proteínas reguladoras, mejorando la condición y apariencia de su piel, ralentizando con este método el proceso del envejecimiento.

Nuestro tratamiento a base de fibroblastos ayuda al cuerpo a rejuvenecerse a sí mismo mediante sus propios tejidos, distinguiéndose de otros tratamientos basados en productos químicos como el Botox. Si bien el Botox es una técnica probada y bastante segura, todavía puede tener efectos secundarios no deseados, tales como un párpado caído o una sonrisa torcida, y en casos raros, la toxina del botulismo en que se basa puede extenderse a otras áreas del cuerpo. Y aunque el procedimiento en sí es relativamente rápido e indoloro, el Botox se desvanece, y es necesario volver a aplicarlo con una frecuencia de tres meses para mantener el efecto.

Fibroblastos VS otros tratamientos

Una de las principales razones para elegir el Botox ante la cirugía es que es mínimamente invasivo; nuestro procedimiento con fibroblastos ofrece el mismo beneficio con resultados más duraderos. Para el lifting facial también se utiliza anestesia, y se necesita alrededor de dos semanas de tiempo de recuperación. Por el contrario, los resultados del tratamiento basado en fibroblastos dérmicos aparecen gradualmente, haciendo que sea menos obvio que un lifting.

Sin embargo, tenga en cuenta que debido a que el tratamiento requiere una extracción de células de su cuerpo y un posterior cultivo en nuestro laboratorio antes de volver a inyectarlas, se requerirá al menos dos visitas a nuestra clínica en Kiev, Ucrania (fácilmente accesible por vía aérea desde Europa occidental y Oriente Medio).

ilaya ha estado ofreciendo tratamientos médicos innovadores desde el 2011, cuando fue fundada por profesionales médicos y científicos que ya tenían una década de trabajo con cultivos celulares. Nuestro servicio de rejuvenecimiento dérmico surgió de nuestro trabajo en el uso de células madre adultas para fines tales como la regeneración ósea y del tratamiento del Síndrome de Asherman, una de las principales causas de la infertilidad.

Para obtener más información sobre cómo el tratamiento de fibroblastos de ilaya puede ayudar a que su piel se vea más joven, por favor contáctenos.