Tratamiento del Síndrome de Asherman

Ponemos a su disposición un nuevo tratamiento alternativo a la cirugía para las mujeres que padecen el Síndrome de Asherman. Está basado en el uso de células madre mediante las cuales se llegan a regenerar las partes afectadas del endometrio (revestimiento interno del útero).

Qué es el Síndrome de Asherman:

Se trata de un deterioro del endometrio o revestimiento interno del útero que impide concebir un bebé a mujeres.

Ventajas que aporta tratar el síndrome de Asherman con células madre de la propia paciente:

  •  se usan células madre y se reduce el número de incompatibilidades médicas aportando una probabilidad alta de embarazo.
  • es una realidad y alternativa fiable a la complicada cirugía dentro del útero.
  • no invasivo para la madre.
  • solución para madres con más de tres abortos involuntarios con  escasez de células madre en el endometrio ( Universidad de Warwick -Reino Unido-, marzo del 2016)

La clínica ilaya, con sede en Kiev, Ucrania, desarrolla un tratamiento que utiliza células madre de la propia paciente para proporcionar nuevas células endometriales en las zonas cicatrizadas y/o con adherencias uterinas. Gracias al uso de materiales biológicos de su propio cuerpo, el tratamiento evita los riesgos y posibles complicaciones de la cirugía y los efectos secundarios del tratamiento con fármacos. El tratamiento desarrollado por nuestros científicos para tratar el Síndrome de Asherman es aplicable según las características de cada caso.

Fases que tiene el tratamiento del síndrome de Asherman:

  • se obtiene tejido endometrial sano y se reproducen células madre endometriales adultas y sanas en laboratorio.
  • con un número suficiente de células madre se prosigue el tratamiento del endometrio.

El procedimiento no quirúrgico de ilaya comienza a partir del escaneo del interior del útero en busqueda de tejido endometrial sano. Las células madre adultas se toman de dichas áreas sanas. A continuación se reproducen en un laboratorio durante un periodo de tres a cuatro semanas. Una vez que se obtiene el número suficiente de células madre, se mezclan con un gel que les ayuda a adherirse al endometrio.

En determinados casos, el método de ilaya ofrece una alternativa a la intervención quirúrgica estándar, que la Asociación de Asherman Internacional describe como “una cirugía MUY delicada y difícil”, añadiendo que “incluso los cirujanos que tienen experiencia en otros tipos de cirugía uterina pueden no tener la habilidad requerida o nivel de experiencia para tratar el síndrome de Asherman con éxito”.

síndrome asherman tratamiento

El uso de células madre del propio cuerpo de la paciente reduce el riesgo de complicaciones, dice Dimitri Zubov, jefe del Laboratorio de Biotecnología de ilaya, quien también ejerce como investigador asociado en el Instituto de Medicina Genética y Regenerativa Estatal de Ucrania.
El enfoque de ilaya se apoya en una investigación reciente de la Universidad de Warwick, que en marzo del año 2016 constató que las mujeres que habían sufrido tres o más abortos involuntarios consecutivos tenían una escasez de células madre en su endometrio.

Dependiendo del origen de la cicatriz uterina, algunos casos de Asherman se tratan con fármacos; sin embargo, esto puede suponer un gran esfuerzo para el hígado de la paciente, los riñones y otros órganos. Estos efectos secundarios también se evitan con el tratamiento a base de células madre de ilaya.
Después del tratamiento con células madre, las pacientes están preparadas para la fertilización in vitro o el embarazo natural. Desde marzo de 2016 hasta la fecha, constatamos cuatro embarazos de pacientes de ilaya tratadas con este nuevo procedimiento.

El tratamiento del Síndrome de Asherman ofrecido por ilaya utiliza métodos no invasivos que se llevan a cabo sin necesidad de cirugía. La mayoría de los casos con resultado positivo se basan en la aplicación de células estromales de las propias pacientes en la parte dañada. Este método también es considerado como el más seguro, ya que la paciente evita las complicaciones que pueden ocurrir durante una cirugía invasiva y el consiguiente riesgo de fracaso.

En el caso improbable de que después del tratamiento la paciente siga siendo incapaz de concebir, el coste del tratamiento será deducido del coste de nuestro programa de subrogación gestacional, en el caso de que desee utilizar este servicio.

¿Cómo se usan las células madre para tratar el Síndrome de Asherman?

A diferencia de la mayoría de las células en el cuerpo humano, las células madre adultas son células no especializadas que pueden renovarse a sí mismas mediante la división celular. Éstas tienen el potencial de convertirse en células especializadas, como las de los músculos, los tejidos de los órganos o la sangre. Si bien, gran parte de la investigación y el debate público sobre las células madre se ha centrado en las células de embriones, las células madre también están presentes en el cuerpo humano adulto y se dividen para replicar el tejido en que se encuentran.

Estas son las células que la clínica ilaya utiliza en sus terapias, incluyendo el tratamiento para el Síndrome de Asherman, la regeneración ósea y la renovación de la piel de pacientes con quemaduras. Además de evitar los problemas éticos que rodean el uso de células madre embrionarias, el uso de células del propio cuerpo del paciente evita las complicaciones potenciales de otras terapias.